Hoy dia es:

Contrataciones del Municipio de Yucay

miércoles, 16 de marzo de 2011

HISTORIA DE YUCAY

Este hermoso pueblo está ubicado a las orillas del legendario río Willcamayu o río Vilcanota; a 78 Km al Noreste de la ciudad del Cusco entre Pisac y Ollantaytambo. El distrito de Yucay, ”Capital del Valle Sagrado de los Incas” pertenece a la provincia de Urubamba en el departamento del Cusco. Existen varias historias a cerca del nombre de Yucay que es una palabra de origen quechua que significa engaño, seducción o encanto. Como característica principal, tiene dos plazas divididas por una iglesia colonial donde se dieron batallas de resistencia y de independencia en contra de los invasores españoles. De acuerdo a las crónicas, en la antiguedad se conocia como "Valle de Yucay" a los lugares que comprenden hoy los sectores de Huayllabamba, Urquillos, Huayoqari, Chichubamba, Urubamba, Yanahuara y Maras.
Es así que los cronistas mencionan a Yucay, del modo siguiente: "Que trata del valle de Yucay y de los fuertes aposentos de Tambo, y parte de la provincia de Condesuyo. Cuatro leguas de esta ciudad del Cuzco, poco más o menos, está un valle llamado Yucay muy hermoso, metido entre la altura de las sierras, de tal manera que con el abrigo que le hacen es de temple sano y alegre, porque ni hace frío demasiado ni calor. Antes si tiene por tan excelente, que se ha platicado algunas veces por los vecinos regidores del Cuzco y digo en particular más de este valle que de otros porque los incas lo tuvieron en mucho y se venían, a él a tomar sus regocijo...especialmente Viracocha Inca, que fue abuelo de Topainga Yupangue., quedaban las piedras asentadas unas con otras." La Crónica del Perú (Cieza de León, Pág. -217)
Por lo estudiado, se ve que el 75% son andenes, por lo que este lugar fue sobre todo un centro de producción agrícola; esto, tal vez, se deba a la fertilidad de los suelos y a su especial microclima, por lo que fue aprovechado como un ecosistema productivo, ya que una mediana parte de las construcciones son recintos, caminos, canales de riego y tumbas. Se supone, por la teoría tradicional, que este lugar haya sido un lugar de descanso de las clases dirigentes; mas por los restos y elementos de asociación estudiados, se ve que son sectores de gran importancia productiva y ceremonial como el recinto de Sayritupac, la Portada de Antibamba, entre otros. También se sabe que los Orejones o integrantes de la clase noble del incanato, provinieron del valle de Yucay. El inca Wayna Cápac, tuvo una singular predilección por Yucay; es así que utilizando su poder mediante el sistema de mitimaes hizo traer a mil runas del Qollasuyo (Qollas) y a mil del Chinchaysuyo (Cañaris), sumando a 1500 hombres del lugar (Quechuas) haciendo un total de 3500 hombres a quienes destinó a la construcción de palacios y andenerías, que aún existen en este lugar. Para tal fin tuvieron que trasladar piedras desde Ollantaytambo y del Valle de Lares; cuentan las leyendas que trasladaron tierras a lomo de llama desde los lugares más alejados del Tawantinsuyo para mejorar la productividad de los andenes donde se sembraría maíz para el culto al Sol y a la Pachamama.
Antes de Wayna Cápac, los monarcas Pachacuteq y Wiracocha, demostraron igual predilección por el Valle de Yucay, quienes realizaron las conquistas de estas tierras e iniciaron las primeras construcciónes.Yucay fue el lugar de resistencia de los últimos Incas del Tawantinsuyo. No debemos olvidar que Manco Inca, último hijo de Wayna Cápac (1536) engañando a Pizarro, salió del Cusco dirigiéndose a este sector por el viejo sendero de Chinchero donde organizó su levantamiento emprendiendo la rebelión en contra del ejército español derrotando así al invasor, los cuales habían salido del Cusco en su persecución. Pizarro, sorprendido con la actitud de Manco Inca envió parte de sus efectivos. Los españoles tenían el apoyo de los guerreros Cañaris en un número de 2000 más su jefe Apu Chillche, quienes en el tiempo del gobierno de Wayna Cápac constituían su guardia imperial, pero a la llegada de los españoles se pasaron al lado del ejército invasor derrotando así al ejército de Manco Inca. Al fracaso del asedio de la ciudad del Cusco por Manco Inca, Pizarro premia el apoyo de los Cañaris otorgando a su jefe Apu Chillche la administración de los bienes de Yucay.
Manco Inca, viéndose derrotado, enrumbó al valle de Villcabamba donde establecería la última resistencia contra los invasores. Tuvo él 3 hijos: Sayri Túpac, Ttitu Yupanqui y Túpac Amaru. Así lo refiere el cronista Guamán Poma de Ayala: “…y como no pudo continuar defendiéndose en tambo en contra los españoles, se retiro más adelante hacia las montañas de Bilcabamba acompañado siempre de sus capitanes, muchos indios y su mujer,…” (Poma. pag. -35). Manco Inca, fue capturado y cruelmente asesinado por el ejército de los Cañaris en el Valle de Villcabamba y su sucesor Sayri Túpac fue coronado como Inca en Villcabamba y fué convencido por el ejército español para cambiar de actitud ofreciéndole privilegios en caso de aceptar la paz con los españoles. Sayri Túpac aceptó y abandonó Villcabamba, recibe el Valle de Yucay como residencia y en este lugar es donde muere asesinado por Apu Chillche jefe de los Cañaris. Mientras tanto los hermanos de Sayri Túpac Ttitu Yupanqui Y Túpac Amaru seguirán en la guerra de la resistencia contra los invasores españoles desde el Valle de Villcabamba.
Con la invasión hispana se inicia el periodo colonial, desintegrando la organización política y jurídica de los quechuas y por cierto desarticulando el ejercicio del poder de la clase gobernante o inkas, imponiéndose las llamadas encomiendas, reducciones y corregimientos durante el gobierno del virrey Francisco Toledo e implicando el paulatino abandono de los centros de poder y las principales edificaciones de gobierno. Hacia 1555, la situación geográfica del Valle, había cambiado relativamente, así, la zona estuvo dividida en lo que se conocía con el nombre de Valle de Yucay, (que comprendía Urquillos, Huayllabamba, Huayoqari, Yucay, Chichubamba, Urubamba, hasta Yanahuara y Maras), que permaneció con ese nombre durante el Siglo XVI y Siglo XVII. El sector actual de Yucay fue conocido con el nombre de Yucaybamba y el escaso sector urbano (ahora Urubamba), fue designado como Tambo de Yucay... En 1813, El libertador del Perú Don Simón Bolivar visitó Yucay hospedándose en la casa hacienda de Orihuela ubicada en la Plaza Manco II de Yucay. En 1905, el gobierno de José Pardo con D.L Nº 345 del 9 de septiembre, eleva a Yucaybamba a la categoría de Distrito de Yucay empezando así su desarrollo y evolución actual.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada